Mi Camino

En el año 2000, una sucesión de acontecimientos y giros en mi vida me animaron a cruzar el océano desde São Paulo a Madrid, con unas ganas tremendas de explorar la tierra de Federico García Lorca, que el teatro me había presentado y desde entonces mi  enamoramiento por España empezaba.  Era la primera vez que salía a vivir fuera de mi país y aún no hablaba castellano, pero honestamente, venía porque sentía que tenía  que venir, porque me pedía el cuerpo y el alma, porque esta tierra me llamaba…

 

Algunos meses antes, tuve un sueño lúcido que cambió totalmente mi destino.

Después de muchas imágenes simbólicas, entro en una sala blanca, se abre una puerta y viene hacia mí un señor vestido de blanco y me dice: “Espere, no hagas nada, que te vamos a conducir. Eso es un legado para ti,  espera, no hagas nada”.  Me acuerdo hasta hoy de su fisionomía.  Me despierto, busco la palabra “legado” en el diccionario, porque la desconocía, y en este momento supe que no estaba sola y decidí respetar el mensaje, cancelé todo lo que iba hacer al día siguiente y mi vida cambió tremendamente después de eso.

 

Enumeras veces nos chocamos con barreras, flechas o indicaciones claras de por donde tenemos que seguir, pero pocas veces hacemos caso a nuestra intuición, que se queda sofocada bajo las exigencias del mundo en que vivimos.

                      "Dios arreglará los corazones partidos si nosotros le entregamos todos los pedazos."

                                                                                          Teresa de Calcuta

Cuando llegué a España, viajaba y vivía sola hasta coger un tren rumbo a París y encontrarme con la persona que me retaría a cambiar todo de un día al otro, y así fue, mi corazón se queda en Madrid y aquí estoy completando 19 años.

 

Lograr salir de la zona de confort es todo un esfuerzo, pero absolutamente necesario si deseamos buscar nuestra verdad interior, nuestra verdadera misión, nuestro Yo Esencial.  Buscando en todos los libros sagrados vas a oír siempre lo mismo:

“la paz está dentro de ti”, “Dios está en ti”, “Busca hacia dentro”, ”la verdad está dentro de ti”, “conócete a ti y conocerás a Dios” y,  ¿de qué manera puedo hacer eso?

           

                       "Ningún problema puede ser resuelto por el mismo nivel de conciencia que lo creó"

                                                                                                Albert Einstein

Desde pequeña he convivido con la diversidad social, cultural, religiosa y eso es lo bueno de un país como Brasil, donde hay gente de todo el mundo y las más distintas historias y creencias. Tienes la oportunidad de convivir con la diferencia y desde muy pronto ampliar tus horizontes. Mi padre nos llevaba a la iglesia católica mientras mi madre nos tiraba hacia la espiritualidad.  Tenía yo trece años cuando le acompañaba a encuentros espiritistas, y en esa época, ya tenía claro que hay mucho más de lo que nos cuentan y mi búsqueda ya empezaba.

 

La danza fue mi primera puerta hacia fuera y a la vez hacia dentro. A través de la danza pude romper con el mundo exterior y volver hacia dentro, ser quien quería ser, crear, imaginar y a la vez, trabajar en mí las frustraciones y obstáculos. A través de la danza, once años después, llega el teatro, que transforma completamente mi vida, cuestionando viejas conductas familiares adquiridas y enseñándome a mirar el mundo desde otro lugar. Un lugar sin juicios o creencias que no se pueden cuestionar,  mi visión se amplía un poco más y me abro al mundo, cargada de dolores en esta época, pero, motivada por Seguir…

 

A través del teatro entro en contacto por primera vez con  el I Ching,  el Tai Chi Chuan, el Yoga y la filosofía oriental, que me abre todo un panorama nuevo y desconocido hasta entonces y que luego, mucho más adelante, vendría a comprender.

 

Cuando aceptas que hay una conciencia superior a tu yo físico y mental se abre delante de ti todo un mundo nuevo, sabes que estás en el mundo pero que no eres del mundo, y de pronto muchas cosas toman un sentido distinto y otras se justifican. Te das cuenta de que nada está fuera de contexto y hacemos parte de una misma obra, donde todos tenemos nuestro protagonismo y nuestra misión. Escuchar y respetar estos “llamados” pueden conducirte a un salto muy importante en tu historia y jamás te arrepentirás.

En 2011, volvía de la maternidad con mi segundo hijo en los brazos,  cuando tuve la certeza de que había cumplido mi misión en aquél matrimonio y que me separaría en un año…  Cuando mi hijo cumplió un año, llego a Brasil con toda la familia y aviso que me quedo. Fueron duelos difíciles y al mismo tiempo liberadores. Mi familia ya no era la misma que había dejado trece años atrás y por primera vez me vi despertando la leona que habitaba en mí,  desde que nació  mi primer hijo - la razón primera por mi investigación dentro de la psicología y la posterior formación  en Mindfulness para educadores.

                                                       “Lo que niegas te somete. Lo que aceptas te transforma”.

                                                                                                             Carl Jung

Vuelvo a Madrid casi un año después y todo transcurrió como una melodía, como tenía que ser...  El puzzle empieza otra vez.  Un años después, acontecimientos familiares me colocan en jaque nuevamente y cuando pienso que paso por los obstáculos con serenidad y sabiduría, una enfermedad me bloquea bruscamente por casi cuatro meses,  y me siento hundida, impotente y cuestionando:  

¿Qué es eso ahora, Dios??? ¿Por qué???? ¿Qué quieres de mí???  

Fueron los cuatro peores - y también los mejores - meses de mi vida, la humildad vuelve a sonreírme y poco a poco me siento Dirigida nuevamente  y confío, acepto y agradezco... Nada más.

 

Buscaba información día y noche sobre alimentación y investigaba los senderos del Alma, hasta que un día una música me llevó a un vídeo sobre alimentación consciente que fue la raíz, la motivación para buscar y investigar todo el legado que tenemos a nuestra disposición, dejado por grandes nombres de la historia y investigaciones recientes sobre la espiritualidad, la epigenética, la bioneuroemoción, la física cuántica,  así como toda la terapia transpersonal. Aquello era una sinfonía para mi, muy conocida, que poco a poco me iba despertando nuevamente hacia la espiritualidad olvidada y inspirándome a buscar más y más, y así investigaba y sigo investigando día y noche.  

                         "Las fuerzas naturales que se encuentran dentro de nosotros, son las que

                                                  verdaderamente curan nuestras enfermedades."           

                                                                                                          Hipócrates

En la mañana, del día 11 de mayo de 2015, meditando...me invadió una convicción profunda sobre nuestra existencia, una claridad mental impresionante  y en este momento lancé, muy emocionada, una pregunta al Universo. Estaba tan feliz y tan cierta de que nada en mi vida volvería a ser como antes desde aquél instante en que el puzzle se formaba delante mío, que bailaba por la sala mientras suplicaba:  Dios, dame una señal...  ¿es Ese mi camino??? Y en mismo momento una fuerza muy poderosa, una descarga de energía me bloqueó totalmente, no me dejaba mover y me anclaba los pies en el suelo, a la vez que me sentía envuelta por ella. Fueron los 30 segundos más intensos que había vivido jamás y me quedé allí, atrapada y protegida por un Amor jamás sentido. En este momento,  una palabra explotó en mi mente: “¡CONFÍA!” y oigo:  

“Es por ahí…estamos aquí, confía… confía… confía…”

 

Nuevamente el Universo me deja claro - una vez más - de que no estamos solos, nunca. De que Somos mucho más de lo que creemos y de que en la Unidad de todas las cosas Dios se revela.  

Cuando esta Luz me soltó, caí al suelo y lloré de alegría…lloré mucho, me sentí plena, conectada con TODO, VIVA y con un sentimiento de Amor incondicional que jamás había experimentado. Algo había pasado, algo había cambiado para siempre y agradecí...había Luz en Todo...

 

En esta misma semana, varios asuntos pendientes, que me quitaban el sueño, fueron resueltos milagrosamente,  mis sentidos se agudizan y percibo otro mundo a mi alrededor,  me siento Despierta y Libre como nunca jamás.

 

                                                  "La mente crea el puente, pero es el corazón el que lo cruza"

                                                                                              Nisargadatta

Después de pasar por cuatro médicos deseando operarme, paso por un proceso de auto cura desde que cambio mi dieta radicalmente, y  poco tiempo después encuentro mi verdadera vocación - el servicio a los demás - y realizo más de 1200 horas en formaciones  durante intensos cuatro años, empezando mi aventura por el mundo  de la Terapia Transpersonal, el Coaching, la Biodanza, el Mindfulness y las Constelaciones Familiares, con la convicción de que no hay mejor camino para mí que el acompañamiento de Almas que deseen vivir en sintonía cardíaca y descobrir su verdadero propósito de vida.

                         

                            “Pidan, y se les dará; busquen, y encontrarán; llamen, y se les abrirá la puerta.

            Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, encuentra; y al que llama, se le abrirá."
                                                                                                        Jesús de Nazaret

Hoy pienso que todo lo vivido en mi camino fue para llegar hasta aquí.  Seguiré investigándome y investigando , de por vida, el Alma humana  y sus múltiples caminos, con la certeza que hoy trae mi Sentir de ser Uno con el tiempo, con el otro,  con TODO y con la libertad de experimentar  la impermanencia de la vida en todos sus matices. 

 

Me realizo y agradezco a cada día por estar aquí, agradezco por cada persona que pasa por mi vida, por todo amor que siento  y, toque lo que toque, hoy camino consciente de que TODO pasa, de que todo se transforma y se crea a partir de nosotros mismos, de nuestra manera de mirar alrededor, de mirar el otro y de construir nuestro futuro... Verdaderamente "Somos lo que Pensamos". 

En 2018 pude crear el Círculo Consciente, un espacio de investigación constante del Alma, un espacio de honestidad y encuentro con uno mismo, un encuentro para ampliar la mirada,  expandir la conciencia y Caminar un pasito más hacia el Sendero de cada Uno. He encontrado mi sitio,  dónde aprendo a cada día,  con cada persona que pasa por el Círculo y aquí deja su Semilla. 

Hay una frase de Eckhart Tolle que hoy la hago mía:

                "Si la única oración que dijera en toda la vida fuera: ¡Gracias!...¡Bastaría!!"

                                                                   ¡¡GRACIAS COMPAÑEROS DE JORNADA!!

  "En el reconocimiento  y aceptación de nuestra                       

propia vulnerabilidad es donde reside nuestra fortaleza"

                                                                                José María Doria

Katia Pattaro 

      especialista en

Terapia Transpersonal

*Experta en Terapia Sistémica               a través de las

 Constelaciones Familiares

*Educadora Mindfulness

*Personal Coaching

*Facilitadora en Círculos   Terapéuticos

*Profesora de Biodanza 

*Creadora y fundadora del

                 Círculo Consciente

Terapeuta&Coach 

  • Facebook
  • YouTube
  • Instagram